Translate

Páginas vistas en total

jueves, 27 de septiembre de 2012

JOSÉ MARÍA ARGUEDAS (1911 - 1969)


KATATAY

Llaqtay puyus katatachkan
warmikunapa llaki puyu
sunqunwan tupaykuspa.
¡Ama katatataychu, llaki,
kunturpa llantunmi hamuykuchkanña!
_Imapaqmi hamun chay llantu
aukikunapa sutinpichu
icha Jesús yawarninpa kamachisqanchu.
Manchakunim, taytallay.
_Ama katataychu;
manam yawarchu
manam auki huamaniychu;
Intipa kanchariyninmi
kunturpa rapranmi hamuchkan.
_ Manchakunim, taytay.
Intiqa kañanmi, uywaykunata, kawsayta.
Urqunapipas may sacha sachakunapipas,
yarqasqa machaqway, intip churin.
_ Manam intichu, sunquypa kusinmi,
qapaq kanchariynillanmi
kunturpa llantunmi ñawinpi hamuchkan.
Manam intichu; kanchariynillanmi.
¡Sayay, sayariy!
Chay mana chanin kuntiurpa ñawinta
chaskiy; katatay paywan.
Hatun yunka sachakuna hina, kuyuy,
qapariyta kachaykuy.
¡Huñunakuychik, llaqtay runa,
kanchiriywan katataychik!
Amaru yawarta upiaychik;
rawraq yawarqa kunturpa ñawinman chayanmi,
cieluta huntanmi, tusuchinmi,
qaparichinmi, chay quri Yawar.
Paqariy, taytay, vida, runachallay runa,
ancha kuyana.

TEMBLAR

Dicen que tiembla la sombra de mi pueblo;
está temblando porque ha tocado la triste
sombra del corazón
de las mujeres.
¡No tiembles, dolor, dolor!
¡La sombra de los cóndores se acerca!
- ¿A qué viene la sombra?
¿Viene en nombre de las montañas sagradas
o a nombre de la sangre de Jesús?
- No tiembles; no estás temblando;
no es sangre; no son montañas;
es el resplandor del sol que llega en las plumas de los
cóndores.
- Tengo miedo, padre mío.
El sol quema; quema al ganado, quema las sementeras.
Dicen que en los cerros lejanos
que en los bosques sin fin,
una hambrienta serpiente,
serpiente dios, hijo del sol, dorada,
está buscando hombres.
- No es el sol, es el corazón del sol,
su resplandor,
su poderoso, alegre resplandor,
que viene en la sombra de los ojos de los cóndores.
No es el sol, es una luz.
¡Levántate, ponte de pie; recibe ese ojo sin límites!
Tiembla con su luz;
sacúdete con los árboles de la gran selva,
empieza a gritar.
Formen una sola sombra, hombres, hombres de mi
pueblo;
todos juntos
tiemblen con la luz que llega.
Beban la sangre áurea de la serpiente dios.
La sangre ardiente llega al ojo de los cóndores,
carga los cielos, los hace danzar,
desatarse y parir, crear.
Crea tú, padre mío, vida;
hombre, semejante, mío querido.

                 " Escribi este himno luego de haber visto bailar  a mis 
  hermanos, hijos del pueblo de Ishua residentes en Lima.
 Bailaron en una pequeña habitacion de adobes y
 techos de totora, en el canchon de la Av. Sucre 1188.
 Pueblo Libre, el 3 de setiembre de 1965"

(Publicada por primera vez en el Nº 2
de la Revista: Kachkaniraqmi Lima 1966) 

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario