GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG

lunes, 8 de octubre de 2012

TEMPLOS AYACUCHANOS...HUAMANGA FE, HISTORIA Y TRADICIÓN.

LA BASILICA CATEDRAL DE AYACUCHO

Está situada al lado este de la plaza mayor de la cuidad de Huamanga; Fue fundada en 1912 y fue culminada en 1672 por el Obispo Cristóbal de Castilla y Zamora. Está construida toda en piedra tallada simulando ser ladrillos en muchas partes. De bóvedas altas, arcos fuertes y muros gruesos. La fachada, torres y portada han sido reconstruidas en  estilo renacentista, tiene tres puertas principales de arco y tres naves; en el frontis principal tiene dos columnas, dos hornacinas con la imagen de San Pedro y San Pablo, un frontón trapezoidal y dos torres a cada lado con campanarios de dobles arcos.
La catedral tiene cuatro paneles con vegetales entre columnillas retorcidas. Completa el decorado una talla de Cristo predicando y el tornavoz, con seis cresterías y linterna, se corona con una imagen de Juan el Bautista. Frente al púlpito, hay un crucifijo de marfil.
El interior del templo, lleva los más vistosos y originales retablos dorados de estilo barroco y churrigueresco. Los retablos componen una trilogía, en la que se incluye al altar mayor y a los altares del crucero. Son enormes, tanto, que se doblan hacia adelante al tocar la bóveda. El altar de la izquierda es el de la Inmaculada; el de la derecha es el altar del Cristo Crucificado.
También podemos observar el pulpito y los confesionarios de fino acabado en tallado de madera de color nogal. Los lienzos de diversos tamaños, verdaderas obras de arte provenientes de las diferentes escuelas coloniales son las reliquias de este templo. 
Otros retablos valiosos son: el de San Pedro, el de Cristo de la Resurrección, el de Nuestra Señora del Carmen, el de San José con el Niño y el de la Virgen de Asunción. Estos retablos se encuentran en la nave de la Epístola. 
 El altar mayor es de estilo barroco, tallado y bañado en oro con marcada influencia herreriana. Es de impresionantes dimensiones, con tres cuerpos y cinco calles, simétrico y ordenado, rico en columnas salomónicas, espejos y cresterías. Su frontal, sagrario y tabernáculo son de plata. Sobre el tabernáculo y en un nicho central, se encuentra una antigua imagen de la Virgen y en lo alto un lienzo de Cristo crucificado entre su madre, San Juan y Magdalena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario